Oliver Stone

Oliver Stone

El famoso director norteamericano, Oliver Stone, ganador del Premio Donosti en la 60 edición del Festival de Cine Internacional de San Sebastián y de tres premios Oscar por la dirección de Nacido el 7 de Julio, Platoon y por el guión de Expreso de media noche, se pone al frente de una serie televisiva donde se atreve a desnudar por completo la historia de los Estados Unidos rompiendo con ciertos tabúes y mentiras acerca de actuaciones políticas: The Untold History of the United States y además presenta el final-cut de su largometraje Alexander, la mirada de uno de los conquistadores más emblemáticos de nuestra historia.

Oliver Stone es reconocido por su alma crítica y de historiador porque sus producciones se inspiran en hechos reales y casi siempre nos reflejan cuestiones comprometidas con la realidad política estadounidense (Nixon, JFK: caso abierto) o con su historia (World Trade Center, Último año en Vietnam); no obstante, su último rodaje se acerca a un género también muy explorado por él: el documental. El director ya trató con trabajos que analizaban la realidad política estadounidense y sus relaciones internacionales (Al sur de la frontera –biografía de Hugo Chávez-, Persona non grata –sobre el conflicto árabe e israelí- o Looking for Fidel), sin embargo, con esta serie documental traducida a un lenguaje cinematográfico, el director ataca a la verdadera personalidad de su país.

Oliver Stone, para realizar esta obra de 12 capítulos, tuvo que documentarse bastante entorno a la historia política y militar de su país y, con su alma de reportero, toma el relevo de todas esas autoridades y personas modélicas que, en su empeño por mostrar la verdad y de provocar el cambio hacia un mundo mejor, fueron silenciadas o rápidamente eliminadas del mapa (como desvela el director en la serie) –figuras como Kennedy o el presidente ruso Gorbachov-.

La serie comienza desde la participación de Estados Unidos en las Guerras Mundiales porque para Stone ahí se inicia la historia de la Norteamérica que conocemos hoy en día, aunque es desde el asesinato de Kennedy cuando de verdad cambia la política estadounidense, asegura el director, y tras la política de Bush cuando ésta ha de ser cuestionada. Es aquí cuando nos presenta la pregunta que busca que su público se plantee con su obra: “¿Por qué Estados Unidos llegó a ser un Imperio –como en su día lo fue el Imperio Romano- y de qué modo lo logró?”.

El arte desvela entonces su papel de reformador social, pero aunque todo cambio necesita tiempo para movilizarse, puede dejar su señal en la nueva generación a través de la educación y el cine como arte aporta su semilla formativa, con lo cual, sólo basta esperar para que ésta crezca y de fruto a una idea que se materialice en el cambio.

1380105941305

MARTA GARCÍA OUTÓN