IMPACTO DEL CINE EN LA SEGURIDAD INTERNACIONAL (III): American Sniper

Banner_AmericanSniper2

American Sniper, la última película de Clint Eastwood –basado en la autobiografía del Navy Seal Chris Kyle-, impacta en la sociedad y resalta en el Séptimo Arte al traer un potente debate concerniente a la actualidad. Eric Margolis, especialista reportero en Oriente Medio, declara: “Sniper can be seen as an implicit endorsement of US foreign policy, placing many people here and in countries around the world in harm’s way”[1]. El problema, no obstante, reside en descubrir dónde pone el director el énfasis de la película… ¿Puede justificarse una guerra? ¿Qué significa ser un héroe para muchos y un asesino para otros? Sin duda, para el mundo árabe, Chris Kyle (“la leyenda”, como también se le conocía) no ha sido más que una figura reprochable, debido a la exagerada veneración hacia su bandera, que actuaba cargada de rencor tras suceder una acción terrorista en suelo norteamericano (11S), pero Clint Eastwood rememora a este hombre en su película, resaltando su humanización y su devota caridad hacia aquellos que, como él, sacrificaron tanto por su país, elevándolo así a la calidad de héroe.

Con la idea expuesta y resaltada por Eastwood en la película, los más veteranos y patrióticos del país alimentan su orgullo y ansias de protagonismo con la idea de convertirse en “perros pastores” para defender a las “ovejas” de los “lobos” –términos textuales de la película- y se esmeran en educar a generaciones venideras para “tener la fuerza suficiente para matar lobos”[2]. Si esto es así, tal y como promulga Eastwood en su película, ¿qué papel tiene Estados Unidos? O mejor dicho, ¿qué papel desea tener Estados Unidos en el mundo? Si interpretamos lo que se expone en este filme, está claro que la metáfora de “perros pastores” corresponde a la gran deseada idea norteamericana de convertirse en “salvadores y protectores” –que muchos relacionan con la voluntad de Dios- frente al mal que habita en el mundo (“los lobos”) -que, dentro de este contexto se identifica con los islamistas terroristas-. Esta postura, tan remarcada en la película, ha ayudado a valorar y a apoyar cualquier intervención, política y militar, en los conflictos, al advertir esta misión como un deber más allá de la ley humana y moral.

maxresdefault (1)

Esta controvertida idea del “deber” como forma justificada de practicar violencia tan reclamada en la película de Eastwood ha levantado controversia al representar, a través de un hecho real y una persona concreta –Chris Kyle- la actitud y el ideal norteamericano. Una idea bastante representada y ejercida, por ejemplo, durante la gobernanza de George Bush hijo –que asociaba la bandera y la presencia de Norteamérica en Irak a la Cruz y a la Salvación-: “Military service against blood-thirsty enemies” is akin to “Jesus’ own violent actions in cleansing the temple from those who were exploiting the poor in Jerusalem”, expresa Phillips, general y profesor en la Academia Militar West Point, lo explica así en Truthout [3].

Esta película ha llegado a impactar en la seguridad internacional incluso incidiendo en su base principal: la educación (tanto institucional como integral) y la sociedad, concretamente en la relación que ésta tiene con sus veteranos y héroes de guerra –una relación que representa el apoyo que puede ofrecer la población a su historia-.

En algunas iglesias norteamericanas se han expuesto algunas de las escenas de American Sniper promulgando una ceremonia de culto a lo militar, haciendo referencia especialmente a este papel de “perro pastor” resaltado en la película; incluso se han elaborado seminarios y diversas formaciones para estructurar y fortalecer esta identidad y personalidad defensiva frente al mal en las generaciones futuras[4]. Por otro lado, por ejemplo, la película se está llevando también al ámbito educativo del sector militar para introducirlo como método de reflexión en torno a la responsabilidad y el deber de la sociedad hacia sus veteranos: “Whether we prefer to acknowledge it or not, our society has been at war (…) and large number of our young people have had to face the trauma of combat. We owe it to them to face the reality they have been living and to help them to deal with psychological challenges of active military services. It is my hope that American Sniper will play a role in that cause” (Rick Phillips, general y profesor en la Academia Militar West Point).

maxresdefault

Así, se advierte la polémica mirada norteamericana, tan debatida tras el estreno de la película, de la necesidad de lo militar en la lucha contra “el mal” como un deber incluso religioso, a imitación de Cristo, que se sale de los controles o de los juicios de la ley por su vinculación con lo divino. Phillips lo justifica recurriendo a la Biblia e interpretando la Palabra[5]: “One of the duties that God requires of civil rulers is to ‘bear the sword’ as the servant of God and ‘an avenger who carries out God’s wrath on the weongdoer’ (Rom.13:4)”.

Por otro lado, la película también ha afectado a la seguridad internacional por demostrar una mirada particular y estereotipada sobre los iraquíes, a los que deshumaniza, observados como si fueran termitas en un terreno devastado y arenoso vigilados por el ojo del francotirador desde una azotea. Impacta en la seguridad internacional porque, como se indica en este artículo de Aljazeera, este punto de vista de esa cultura y sociedad provoca que el público observe el conflicto desde la posición del asesino de la mirilla: dudoso y prejuicioso de la identidad de los extraños, a los que ve como potenciales enemigos y como“salvajes”: “Film is art – and creative expression should not be legally restricted. However, art has the potential to incite (…) American Sniper is art. But it is also ammunition. The right of creative expression should be tempered by responsibility. Otherwise, “American Sniper” is only performing what propelled its central figure into the limelight – indiscriminately targeting Arabs and Muslims for simply being”[6]. No obstante, mientras en Occidente se disparaba la polémica por la visión racista de la película, encontramos algunas actitudes completamente diferentes en esas regiones donde el director del filme sólo encontraba “enemigos”. Cuando American Sniper se llevó a los cines de Bagdad, en las salas se escuchaban gritos para animar al protagonista a disparar, por ejemplo, al niño que porta un IED, extasiados por la lucha heroica de este militar norteamericano; estas son algunas impresiones recibidas por la población iraquí tras el estreno de la película: “The Global Post reporter asked Mohammed if he thought the movie was “racist or anti-Arab,” and his answer is telling: The sniper was killing terrorists! The only thing that bothered me was when he said he didn’t know anything about the Quran! (…) I love watching war movies because, especially now, they give me the strength to face ISIS…”[7]

schick-5011148d539af3cd2056ad151c76bdad252c740b-s800-c15

Sin embargo, no deja de resultar polémica por su mirada simplista y estereotipada de los héroes, “perros pastores”, y los “lobos”, los terroristas. “The film makes out that all Iraqis are terrorists — men, women and children, whereas, actually, there are some people who loved the Americans and wanted them to stay to help rebuild our country. The movie didn’t show any of them”[8], dice un iraquí, y esta es la opinion de un francotirador real que sirvió en Irak: “During my combat tour I never saw the Iraqis as “savages.” They were a friendly culture who believed in hospitality, and were sometimes positive to a fault (…) It’s sad that such a nearsighted portrayal of Iraqis has caused more people to fear Arabs and glorify violence against them”[9].

No obstante, también descubrimos que las faltas de una película también ayudan a descubrirlas y a dialogar sobre ellas para enfatizar la atención hacia cuestiones que, si no es lejos de un contexto de intereses –relaciones políticas y económicas-, no podrían ser tenidas en cuenta: “Creo que esta película es importante porque está haciendo que la gente debata sobre ese conflicto. Además, refleja mejor que ninguna otra la experiencia de los soldados y de las familias que estos dejan en EE.UU.”[10]

MARTA Gª OUTÓN

[1]MARGOLIS, Eric: “The Hitler path”, Lewrockwell.com, 28 Febrero, 2015, [http://www.lewrockwell.com/2015/02/eric-margolis/the-hitler-path/]

[2] BENTON KELLY, James: “From ‘The Birth of a Nation’ to ‘American Sniper’: In the Dark with Our Eyes Open”, Truthout.com, 4 Marzo, 2015, [http://www.truth-out.org/opinion/item/29420-from-birth-of-a-nation-to-american-sniper-us-in-the-dark-with-our-eyes-open].

[3]M.VANCE, Laurence: “Sniper Theology”, Lewrockwell.com, Feb 24, 2015, [http://www.lewrockwell.com/2015/02/laurence-m-vance/thou-shalt-murder/].

[4] BENTON KELLY, James: “From ‘The Birth of a Nation’ to ‘American Sniper’: In the Dark with Our Eyes Open”, Truthout.com, 4 Marzo, 2015, [http://www.truth-out.org/opinion/item/29420-from-birth-of-a-nation-to-american-sniper-us-in-the-dark-with-our-eyes-open].

[5] PHILLIPS, Rick: “Should Christians Praise Snipers?”, Reformation21.com, Enero 31, 2015, [http://www.reformation21.org/blog/2015/01/should-christians-praise-snipe.php]

[6] AYOUB, Abed y A BEYDOUN, Khaled: “Hollywood shoots Arabs: The movie”, Aljazeera, Junio 25, 2015, Disponible en [http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2015/01/american-sniper-hollywood-iraq-201512552746382833.html]

[7] GEORGE, Susannah: “Here’s what moviegoers in Baghdad think of American Sniper”, Globalpost, 28 Enero, 2015, Disponible en [http://www.globalpost.com/dispatch/news/regions/middle-east/iraq/150128/what-moviegoers-baghdad-think-american-sniper]

[8] SLY, Liz: “American Sniper misfires in Iraq”, The Washington Post, 2 Febrero, 2015, Disponible en [http://www.washingtonpost.com/world/middle_east/american-sniper-misfires-in-iraq/2015/02/02/312a7fee-4e18-47f5-a823-4c8979d1df44_story.html].

[9] REPPENHAGEN, Garett: “I was an American sniper, and Chris Kyle’s war was not my war”, Salon, 1 Febrero, 2015, Disponible en [http://www.salon.com/2015/02/01/i_was_an_american_sniper_and_chris_kyle%E2%80%99s_war_was_not_my_war/]

[10] GONZÁLEZ, Jaime: “El francotirador: la polémica película arrasa en la taquilla de EEUU”, BBC, 22 Enero, 2015, Disponible en [http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2015/01/150122_cine_hollywood_el_francotirador_polemica_taquilla_jg].