GRANDES DISCURSOS

El gran dictador discurso

La oratoria es el dominio de la palabra, de la expresión, para lograr persuadir al oyente hacia el punto que interesa del discurso y tras la persuasión, se oculta la motivación. En la Antigüedad Clásica, se enseñaba a los políticos oratoria para que pudieran convencer al pueblo, a su público, mediante sus palabras, utilizando fundamentalmente el sentimiento, el carácter de liderazgo y la razón.

El cine, en este sentido, es también un tipo de oratoria, ya que emplea palabras, imágenes, música… para transmitir un mensaje en concreto, conmocionar al espectador y convencerlo de lo que se muestra en pantalla puede ser real. En los grandiosos discursos de la historia del cine, se remite a los grandes valores universales para guiar el ánimo de los oyentes, tanto de dentro de la película como los de fuera. Se defiende la libertad, el valor, la justicia, la verdad… todas esas palabras que, en nuestro oído, provocan que reaccione el corazón.

Los grandes discursos de este tipo se utilizan en muchas ocasiones, antes de las batallas, pero también en política y en sociedad, como ámbito público, que favorece que el mensaje llegue a más gente. Algunos importantes discursos en el cine que se muestren en esta esfera:

Charlie Chaplin, en EL GRAN DICTADOR:

Al Pacino en ESENCIA DE MUJER:

Al Pacino en UN DOMINGO CUALQUIERA:

Robert Mulligan en MATAR A UN RUISEÑOR

Colin Firth en EL DISCURSO DEL REY

MARTA GARCÍA OUTÓN

Los actos heroicos necesitan de esperanza, valor e ímpetu para realizarse.

En la aventura, los personajes de las historias encuentran peligros, deben superar conflictos y lograr sus objetivos. Sinbrave_heart embargo, es en un momento de su camino cuando se enfrentan a un reto que les ayudará a convertirse en héroes y, una vez superado, forjarán su identidad, su carisma y su papel de líderes; es en este momento cuando los héroes no sólo sufren una transformación interior, sino que sus metas y sus fines se vuelven mayores y mucho más trascendentes.

En historias de género, bélicas o épicas, este momento se presenta con un emotivo discurso. Antes de las grandes batallas, el héroe inspira a sus hombres, les contagia de su heroicidad, del valor, la fuerza y la esperanza que él posee para afectar con su carácter a todo un ejército; el acto heroico, entonces, se traslada de una sola persona a un grupo, a un ámbito más universal. Es lo que podríamos llamar inspiración, el aliento que alimenta para la victoria. El discurso en estas historias es importante porque, como ya hemos dicho antes, el héroe asienta su identidad como líder carismático, como salvador y como referente, pero también es necesario para dar el impulso a la aventura, marcar un importante paso hacia el logro final de los objetivos y, sobretodo, para convertir la victoria en un acontecimiento que, cual milagro, ha arrastrado a los protagonistas a imponerse en el curso de la historia.

Algunos interesantes ejemplos del cine:

BRAVEHEART

GLADIATOR

ALEJANDRO MAGNO

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS

ENRIQUE V