PREMIOS GOYA

LOS GOYA 2015

29-edicic3b3n-de-los-goya-755x423

En los momentos de mayores penurias, España reluce y, este año, lo ha hecho a través del Séptimo Arte.
Ni siquiera los duros ajustes de la economía (que tanto eran protagonistas en la anterior entrega de premios Goya) han podido tumbar el talento; lo mejor no necesita presupuesto, sino ingenio, y eso hemos encontrado: películas que destacan desde su sencillez, de índole familiar, con unos pocos escenarios pero demostrando una buena maestría con la cámara. Lo hemos visto en “La isla mínima”, toda una exaltación audiovisual con un admirable misterio narrativo, y también en “Ocho apellidos vascos”, donde lo mejor está en el arte de la interpretación y en la buena chispa de los protagonistas.

73
Sin excesivos alardes de producción, el cine español ha pegado un brioso salto estos últimos años liderando incluso la taquilla, por delante de las superproducciones extranjeras. El arte de nuestro país recupera el aplauso y la confianza de su público e incluso las votaciones por los ganadores son casi unánimes: 10 Goyas para “La isla mínima” (a destacar el premio a Mejor Director, Mejor Película, Mejor Guion, Mejor Actor principal, Mejor Fotografía…), “El Niño” se llevó los premios más técnicos (Mejor Dirección de Producción, Mejor Canción original, Mejor Sonido y Mejores Efectos Especiales), la gran preferida por el público, “Ocho apellidos vascos”, se llevó los 3 de interpretación (Mejor Actriz de Reparto, Mejor Actor Revelación y Mejor actor de Reparto) y se quedaron más atrás otras que quizás merecían mayor protagonismo –sin mucho espacio y protagonismo, quizás, por no ser producto nacional-: hablo de la argentina “Relatos salvajes” (Mejor película extranjera).
Cuando el dinero escasea, desde la mayor sencillez y sinceridad artística se crea. El thriller y la comedia son los puntos fuertes de nuestro arte; aunque quizás nos sorprende alguna producción que se sale de estos géneros…

1423393789166

 

LOS GOYA 2014

Goya-2014

Más de 3.000.000 de espectadores han seguido este año el espectáculo que premia al arte cinematográfico español en la gala de los Goya 2014, pero que también condena a la política.

“Vivir es fácil con los ojos cerrados” en una España que desvaloriza la educación y en donde nuestro héroe modelo es un profesor (Javier Cámara) que es fan de los Beatles y que asegura que el arte es el mejor maestro de la vida; el cine español nos lo recuerda cada año, ya que hasta la ceremonia de entrega de premios se ha convertido en la tarima de dar lecciones. Pero aun así, “La gran familia española” queda atrás y perdura “La herida”, pues tal y como lo ve su director, Fernando Franco, en España sabemos trabajar duro, pero no solidarizarnos con los demás, se lucha contra las fuerzas del mal, brujas de Zumalaguerri reivindicativas, pero no nos detenemos a escucharlas y a comprenderlas.

saenz-santamaria-goya2014--644x762“Voy a hacer una crítica constructiva”, señala el señor Presidente de la Academia, Enrique González Macho: “El cine español forma parte esencial de la cultura española”. Diciendo esto, se autojustifica su postura como el nuevo Secretario de cultura de la nación y saca su lista de críticas contra la política, que siempre es culpable de los males del sector –que no de los bienes-, y el modo en el que ésta proclama sus reformas y leyes. No obstante, quejarse es un derecho constitucional y si queremos que nuestra queja se convierta en movimiento social, ¿por qué no aprovechar una gala de entrega de premios cinematográficos para hacerlo?

El arte siempre ha sido el coliseo de pasión y política, no nos podemos engañar, pero hacer de la crítica un arte tiene aún más mérito. Si fuéramos igual de maestros a la hora de expresar nuestra creatividad, incluso quizás podríamos recaudar más bienes que males.

 

LOS GOYA 2013

Goya-2013Los académicos lo confirmaron anoche en la gala de entrega de los premios Goya, la 27ª edición: el año 2013 ha sido el año más brillante del cine español de los últimos veintisiete años.

No obstante, en la ceremonia estalló de todo menos luz; salvo en ciertos momentos, como cuando vimos el noble gesto de Juan Antonio Bayona, premiado al Goya a Mejor Director por su película Lo Imposible, que al recibir la estatuilla prefirió entregársela a la protagonista y portavoz de todas esas personas que inspiraron el film: María Belón. El presidente de la Academia, Enrique González Macho, expuso en su discurso un ataque contra los recortes, la piratería y la subida del IVA, resaltando la falta de actuaciones para favorecer las pérdidas sufridas por el cine español. Se criticó la postura política del gobierno (varios de los presentes, entre ellos la familia Bardem, llevaron pegatinas reivindicativas), la ausencia de los príncipes y el líder de la oposición en la ceremonia y no faltaron en los discursos quejas y exigencias ante la actual situación cultural y política en España (e incluso Bardem terminó su discurso, tras recibir el premio a Mejor Película Documental, Hijos de las nubes. La última colonia, con el grito: “¡Viva el Sahara libre!”). No obstante, la mayor desilusión se la llevaron los nominados a la Mejor Canción, Líneas paralelas, de la película Los niños salvajes, que después de saltar de alegría y correr hacia el escenario para recibir la estatuilla, tuvieron que regresar a las butacas al escuchar que había sido un error y que el premio iba dirigido para No te puedo encontrar, de Blancanieves (el equipo de Los niños salvajes, al no recibir la disculpa debida, terminaron por abandonar la sala).

1361152993806

Los Goya 2013 han ensalzado la tradición y la producción españolas. En la ceremonia, se le otorgó el Goya honorífico a la actriz Concha Velasco, quien asegura que, después de más de cien películas, al fin se llevaba el cabezón. Entre varias cintas nominadas a Mejor Película -entre ellas la coproducción francesa y  española de Fernando Trueba, El artista y la modelo-, así como algunos nominados para otras categorías –como mejor actor revelación: Tom Holland o actriz principal: Naomi Watts-, la Academia prefirió coronar de estatuillas a las dos protagonistas de la noche: Blancanieves y Lo imposible.

Blancanieves venció a Lo Imposible y se llevó en total diez Goya: Mejor película, Mejor dirección fotográfica, Mejor interpretación femenina protagonista –Maribel Verdú-, Mejor actriz revelación –Macarena García-, Mejor música original, Mejor canción original, Mejor diseño de vestuario, Mejor dirección artística, Mejor maquillaje y peluquería y Mejor guión original. Juan Antonio Bayona, sin embargo, también arrasó cual tsunami, y su película Lo imposible triunfó llevándose cinco Goya: Mejor director, Mejor dirección de producción, Mejor montaje, Mejor sonido y Mejores efectos visuales. La mejor película extranjera fue Intocable, la realización francesa de notable éxito mundial, y ante la sorpresa del mismo equipo de la cinta, Juan de los muertos, película cubana, recibió el Goya a Mejor película hispanoamericana.

BLANCANIEVES-GOYA--644x362

premios-goya-lo-imposible-640x640x80

Por detrás, se sitúa el equipo de la película Las aventuras de Tadeo Jones, que muy agradecido, reconoció que al fin la Academia valoraba el cine de animación. La cinta se llevó tres estatuillas a Mejor película de animación, Mejor director novel –Enrique Gato- y Mejor guión adaptado. Grupo 7 fue enormemente aplaudido por los presentes en la ceremonia, aunque, ante las altas expectativas, sólo recibió dos Goya: Mejor actor de reparto –Julián Villagrán- y Mejor actor revelación –Joaquín Núñez-. José Sacristán, por su aparición en El muerto y ser feliz de Javier Rebollo, tuvo que conformarse con el Goya a Mejor actor principal. A mejor actriz de reparto, Candela Peña por Una pistola en cada mano,  Jaime Maestro Sellés, un fabricador de sueños, por El vendedor de humo, recibió el premio a Mejor cortometraje de animación; Aquel no era yo, recordando el drama de los niños soldado, ganó en la categoría de Mejor cortometraje de ficción y la inquietante cinta de Sergio Oskman, Una historia para los Modlin, se llevó la estatuilla a Mejor cortometraje documental. A mejor documental se lo llevó Javier Bardem y Álvaro Longoria, por Hijos de las nubes. La última colonia.

El director de la Academia nos deja con un pensamiento pesimista, apuntando que, aunque la producción española ha mejorado notablemente imponiéndose en los mercados extranjeros, no será igual este año: “En 2012, hemos tenido la mejor temporada de cine español de los últimos 27 años (…). Las de la etapa política que vivimos hoy se estrenarán a partir de marzo o abril, y ¡ojalá me equivoque!, pero creo que los resultados no serán tan brillantes como los del año pasado”. Yo, en cambio, insisto: el cine español está reluciendo más que nunca y si nosotros no nos liberamos de prejuicios ni ponemos esperanzas en él, ¿quién lo hará?

candidatos-goya-2013

LOS GOYA 2012

Los Goya 2012 premian la producción de directores y la interpretación de actores/actrices menos conocidos en la industria del cine. “No habrá paz para los malvados” se posiciona por encima de “La piel que habito”; Urbizu se impone en la Gala reconocido como el mejor director por la mejor película española del año, mejor guión, mejor actor principal, mejor montaje y mejor sonido. Y no es de sorprender…

Cerca de este avasallador éxito, se sitúa “Blackthorn”, que ha logrado salir premiado con cuatro galardones por su material artístico aún habiéndolo producido con bajo presupuesto; después le sigue “La voz dormida” por la excelente interpretación de sus protagonistas y “Eva”, del director novel Kike Maillo. Este año, la producción española ha sorprendido, y mucho. Las películas ofrecen temáticas que remueven lo más profundo del debate y sentido antropológico (“Maktub”, “Eva”, “La voz dormida”, “No habrá paz para los malvados”…), encaminándose a géneros que hasta ahora eran algo desconocidos en la taquilla española, como la ciencia ficción con la espléndida cinta de Kike Maillo.

El cine evoluciona, se educa y mejora; y en vez de seguir encerrado en un círculo monótono de historias que no van más allá del puro entretenimiento, los cineastas (e incluso el público), apuestan por películas más exigentes y críticas con la realidad humana. El cine no es un puro anuncio de adrenalina y entretenimiento. El cine es el Séptimo Arte. Enhorabuena a los premiados de los Goya.